Consejos de Ahorro para Estudiantes con Presupuesto Limitado

Aprender inglés no es SOLO estar en una clase intentando comprender las normas gramaticales más complejas, también incluye diversión, viajar y explorar. Es la manera perfecta de descubrir una nueva cultura y vivir en el corazón de una ciudad vibrante. En Londres, Nueva York, Miami o Washington D.C., experimentarás el bullicio de la gran ciudad, donde siempre hay algún evento y gente que conocer.

¿Pero cómo permitírtelo? Sabemos que puede ser difícil aprovechar al máximo tu destino cuando tienes que ajustarte a un presupuesto limitado. No te preocupes -¡estudiar fuera no significa necesariamente arruinarse!-. Hay muchas maneras de combinar ser turista y estudiante sin que ello suponga quedarse sin dinero. Aquí tienes algunas ideas para que te pongas en marcha.


Cómo elegir Escuela de Inglés

 

1. Considera destinos de bajo costo

Algunas ciudades son más baratas que otras ¡e igual de divertidas! En lugar de elegir una capital grande o popular, busca destinos prometedores con un coste de vida menor. Ciudades más pequeñas del Reino Unido como Bristol o Manchester y la isla de Malta, no solo tienen cursos de inglés más baratos, sino que también el alojamiento, la comida y los viajes son más económicos. Te sorprenderás al ver que tienen mucho que ofrecer en cuanto a actividades, vida nocturna y emblemas turísticos.

2. Prepara un presupuesto antes de partir

Sé previsor- sobre todo si decides estudiar en una ciudad cara-. Determina cuánto puedes gastar, fija un presupuesto y haz lo que puedas por ajustarte a él. Aunque algunas veces no resistas a la tentación de regalarte algo caro, un presupuesto te será de gran ayuda para evitar compras compulsivas y el pánico de darte cuenta de que te has quedado sin dinero.

20120603 ec-brighton 013-w1000-h10003. Elige tus fechas sabiamente

Como los vuelos y habitaciones de hotel, los precios de los cursos de idiomas son más altos en ciertos momentos del año. La época más popular para inscribirse en un curso es durante los meses de verano. Si quieres cursos más baratos, intenta inscribirte en épocas del año más tranquilas. Si solo puedes viajar en verano, piensa en lugares como Cape Town, en Sudáfrica, donde es invierno en julio y agosto- cuando los precios son más bajos-.

4. Duración de tu estadía

Las escuelas quieren atraer a estudiantes de larga duración. Observarás que el precio de los cursos varía considerablemente dependiendo de la duración de tu estadía. Si puedes quedarte por más de siete u ocho semanas, pagarás menos, aprenderás más y tendrás la enriquecedora experiencia de estar totalmente inmerso en una nueva cultura. Otra ventaja de extender tu estadía es que puedes formar parte de la comunidad local y obtener una valiosa experiencia para enriquecer tu currículum.

5. Elige el alojamiento más económico

Vivir con una familia local es una experiencia fantástica, pero hay quien no se siente a gusto en la casa de otro y preferiría alojarse en una residencia de estudiantes o alquilar una habitación en una casa compartida.

¿Qué es lo más económico? Depende. Alojarse con una familia tiene muchas ventajas, puesto que tendrás todas las comodidades de un hogar, no tendrás que preocuparte de comprar o cocinar y tendrás un guía local. Al mismo tiempo, en una casa probablemente estarás a media pensión, de modo que si te gusta comer tres veces al día, deberías calcular cuánto gastarás en esa comida extra. En este caso, se recomienda fijar un presupuesto diario para comer fuera.

Los pisos compartidos con otros estudiantes son muy rentables porque puedes compartir los gastos de comida y lavandería. Probablemente también puedas ahorrar en salidas, porque tendrás la libertad de quedarte en casa y organizar noches de cine y cenas cuando quieras socializar.

6. Aprovecha los talleres lingüísticos gratuitos

Aparte de tu curso de inglés, tu escuela puede ofrecer una variedad de divertidos talleres. Con estos, puedes aumentar tus conocimientos sobre toda clase de temas como aficiones, deportes, cine, música, modismos, “inglés de supervivencia” y habilidades para debatir. Haciendo hincapié en la comunicación, estos talleres incrementarán tu práctica del inglés y te ayudarán a tener fluidez. Los talleres lingüísticos son gratuitos, y un complemento perfecto para tu curso general de inglés.

7. Comer y cenar

¡Compartir es bueno! Si vives con otros estudiantes, colabora y haz la compra con ellos, luego estableced turnos para cocinar. Esto no solo reducirá tus gastos básicos, sino que también aprenderás qué cosas come la gente cuando te inviten a cenar tus amigos internacionales. También puedes preparar comida para llevar cuando no tengas tiempo de ir a casa entre la escuela y las actividades.

A veces interesa más comer fuera, lo bueno de una gran ciudad es que puedes encontrar restaurantes para todos los bolsillos. Entra en Tripadvisor para buscar restaurantes que entren dentro de tu presupuesto. También puedes buscar puestos de comida en mercados al aire libre. Muchos lugares tienen ofertas especiales en ciertos días de la semana o “dos por uno”, lo cual es perfecto par las noches que salgas con tus amigos.

8. Descuentos de estudiante

Tu escuela te dará un carnet de estudiante tu primer día. Este carnet puede darte a derecho a descuentos en varias galerías, museos, cines y teatros de tu destino.

También puedes solicitar una tarjeta de estudiante internacional, como la ISIC. Utilizada en más de 130 países, esta tarjeta te ofrecerá descuentos en ciertas tiendas y restaurantes, así como en las mejores actividades que tu destino ofrece.

9. Encuentra galerías de libre admisión

Ya te guste el arte, la fotografía, la arqueología o la artesanía, siempre puedes visitar un museo que te interese gratuitamente. Muchas de las galerías y museos más grandes del mundo ofrecen entrada gratuita ciertos días de la semana o a ciertas horas del día. Otros solo cobran por exposiciones especiales.

10. Sal de la ciudad

A veces el ruido, la polución, el caos y la bulliciosa metropolis te saturarán, y desearás un poco de paz y silencio. En estos días, ¿por qué no refugiarse en la tranquilidad de un parque público con tu libro inglés favorito y desconectar un poco?

Si necesitas una pausa más larga, averigua si tu escuela ofrece viajes de fin de semana al campo. Estas excursiones pueden costarte algo de dinero, pero a menudo las escuelas tienen precios especiales para estudiantes.
………………………………………………..
¿Estás pensando en inscribirte en un curso de inglés? Para más consejos útiles, descárgate nuestra guía “Como elegir una escuela de Ingles” para ayudarte a tomar la decisión.


Cómo elegir Escuela de Inglés

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *