Malta sin bañador como Londres sin paragüas

aprender_ingles_en_malta

A la hora de preparar el equipaje existen, como para el resto de cosas, personas muy diferentes. Están aquellos estudiantes que durante dos semanas no hacen otra cosa que meter ropa, y lo que ellos han considerado necesario, para sacarla dos días después en una de sus revisiones por ver si falta algo. Y están los que esperan a la noche anterior al viaje para, sin saber muy bien qué necesitan, echar un poco de todo. Pues bien, ni lo uno ni lo otro.

Lo primero que se debe hacer antes de empezar a meter cosas en la mochila es saber dónde vamos. Y esto no quiere decir que tengamos claro que nuestro billete de avión lleva como destino Malta, sino que sepamos qué nos vamos a encontrar allí. No es lo mismo estudiar inglés en Boston que estudiarlo en Oxford; y no es lo mismo viajar en invierno a Londres que a Miami.

Además, existen varios imprescindibles que en la mayoría de los casos siempre se olvidan: un adaptador de enchufes, por ejemplo. A no ser que quieras llegar a tu habitación después de toda la jornada de viaje y hacer un empalme eléctrico con los cables. Algo poco recomendable.

Otro de los objetos que encabeza la lista de cosas necesarias para aprender inglés en el extranjero es el diccionario, al que con los smartphones y sus aplicaciones hemos abandonado. Está muy bien que se utilice el móvil para todo, pero ¿qué harás cuándo en mitad de una playa paradisíaca, sin acceso wifi, necesites consultar algo para continuar esa conversación tan interesante que estás manteniendo con tu compañero de clase? Ahí entra en juego el diccionario. Además, uno de bolsillo apenas ocupa espacio en la maleta.

En definitiva, hay que tener claro que los “por si acaso” están muy bien, pero con moderación. Que siempre será mejor llevar 15 kg en lugar de 20kg y saber que sin bañador no hay verano en Malta y que sin paragüas no hay invierno en Londres.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *